CURSOS

Curso de Teoría y Técnica de Osteosíntesis para posgraduados A.O. Internacional. Madrid, 1-30 de junio de 1988.

La técnica A.O. se enmarca dentro del grupo internacional de la Asociación para la Osteosíntesis (AO): (Arbeitsgemeinschaft für Osteosynthesefragen), grupo fundado en Suiza en el año 1958 que estableció una serie de principios en el manejo de las fracturas con el diseño de unas placas especiales para la fijación de las fracturas que se realizaba siguiendo una metodología muy específica para la correcta colocación de los tornillos y las placas para que actuasen dando fuerzas de compresión a las fracturas para facilitar su consolidación.

Esta técnica ha sido la base internacional en el tratamiento de las fracturas; es decir un sistema unificado para tratar las fracturas de los huesos que todos (o casi todos) los traumatólogos han aprendido.

  • Clavo diseñado para las fracturas de la cadera; concretamente para las fracturas trocantéricas.

Curso práctico de columna en cadáver: Organizado por el Dr. I. Magaña. Agenda Surgical Dynamics & Anspach Surgeon Training Program. Palm Beach. Miami. 23-24 de junio de 2001

Curso de formación en sistemas de fijación pedicular (tornillos especiales introducidos dentro de las vértebras) para la cirugía de columna con instrumentación (sistemas implantados en la vértebra); en contraste con la cirugía de columna sin instrumentar, es decir la clásica cirugía de la hernia de disco en la que se quita una parte del hueso de la vértebra y la hernia correspondiente (lo que se conoce como hemilaminectomía y discectomía).

Zimmer Institute Surgical Skills Trauma Course: “MIS application of NCB* polyaxial locking plates for fractures of the shoulder and knee” (curso práctico en cadáver). Université des Saints Pères. París, 6-7 de diciembre de 2007.

El sistema de placas NCB ((Non-Contact Bridging)  es una evolución del sistema AO clásico que Zimmer (Zimmer P.O. Box 708 Warsaw, IN 46581-0708) ha diseñado como arsenal propio y con características especiales para una aplicación concreta. Digamos que es una técnica especial dentro del ámbito más general del uso de placas en las fracturas. Cada casa comercial poco a poco ha ido diseñando sus propios sistemas de fijación (placas, clavos, etc) y los van adaptando a las diferentes zonas anatómicas y a los diferentes procesos a tratar; por ejemplo, cirugía de pie, mano, fracturas, etc. 

  • Placa NCB para fracturas del húmero proximal. La placa tiene el contorno del hueso normal, lo que permite adaptarla para reconstruir de nuevo la anatomía fracturada.

Curso práctico : “Ultrasound guided injections at the human cadaver”. TRB Chemedica, Genève. Lausanne, 09-05-2009.

Curso para aplicar la inyección de sustancias en diferentes articulaciones con la ayuda del guiado ecográfico.

Curso práctico patrocinado por Stryker: “Osigraft Educational Program”. Heidelberg (Universitätsklinikum Heidelberg, Prof. Dr. med. G. Scmidmaier) y Manheim (Theresienkrankenhaus Manheim, Dr. med. Zimmermann). 25-26 de noviembre de 2010.

Curso específico para el tratamiento de defectos de consolidación utilizando la proteína morfogenética ósea; uno de los primeros sistemas utilizados como medicina regenerativa basada en la investigación de biología celular (v. tesis). Los injertos de hueso propio o autoinjertos, son la forma más básica de medicina regenerativa que se aplica en traumatología, odontología, c. oral y maxilofacial, ORL, etc.

Osigraft: contiene 3,3 mg de eptotermina alfa*.

* Producido mediante tecnología de ADN recombinante. En la actualidad ha sido desautorizado su uso.

Se ilustran aquí otros sistemas de uso frecuente en traumatología: clavos, fijadores, prótesis …

  • Clavo de fémur. Permite estabilizar una fractura que se produzca en la diáfisis (parte central del fémur) y estabilizarla con los tornillos de bloqueo arriba y abajo.
  • Este sistema es un fijador externo para fracturas abiertas de la zona del tobillo. La forma especial que tiene en «U» es para adaptarse al pie y talón. A través del fijador hay orificios para insertar una especie de tornillos que se fijan al hueso y permiten que el fijador estabilice la fractura y permita la cura de las heridas hasta que la piel sane. Tiene unos sistemas de rótulas y brazo telescópico que permiten colocar las piezas del fijador en la posición que más convenga.
  • Fijador externo para muñeca. Mismo sistema que el previo. La forma en «C» posibilita hacer radiografías que permitan ver la zona de la articulación y de la fractura sin la superposición del metal que nos impediría ver. Además tiene la opción de «dinamizar» el fijador; es decir que el paciente pueda mover la muñeca en flexión y extensión mientras cura la fractura.
  • Prótesis parcial de cadera. Se utiliza para fracturas del cuello del fémur. Consta de un vástago que se introduce en el fémur y de dos cabezas articuladas en forma de doble cúpula móvil que sustituyen a la cabeza del fémur.
  • Prótesis total de cadera. Se utiliza para la artrosis de la cadera. Hay que sustituir la parte de la articulación correspondiente al iliaco (cotilo + polietileno) y la parte correspondiente al fémur (vástago) articulándose ambas partes con la cabeza (metálica, cerámica y otros metales como el circonio).