Se denomina cirugía reconstructiva porque aborda el tratamiento de las lesiones traumáticas, fundamentalmente de los miembros y de forma más específica en las lesiones complejas de la pierna (fracturas de tibia) de manera que se aborda el tratamiento desde tres ejes fundamentales.

1.- Reconstrucción lo más precisa y estable posible de la fractura (clavo, placa, fijador, etc).

2.- La cobertura de la lesión ósea con un tejido vitalizado que le aporta el riego vascular por donde vienen los elementos celulares que permiten la curación del hueso. Esta cobertura la proporciona la musculatura: la propia de la zona que no esté dañada o la que se obtiene mediante el colgajo muscular.

3.- Obtener una cobertura lo más rápida posible con piel sana o con injertos  que eviten la infección de las partes nobles (músculo, hueso, tendones, estructuras neurovasculares, etc) expuestas al medio ambiente. La cobertura se realiza con injertos de piel libre, colgajos fasciocutáneos, etc.

CURSOS

Formación realizada en Cirugía Reconstructiva

IV Curso Práctico Básico: Les lambeaux de rotation* organizado por el Dr. A.C. Masquelet. École de Chirurgie des Hôpitaux de Paris. 13-14 de marzo de 1989 (curso práctico en cadáver). *Colgajos de rotación

I Curso Práctico Superior: Les lambeaux en îlot* organizado por el Dr. A.C. Masquelet. ‘École de Chirurgie des Hôpitaux de Paris. 5-6 de junio de 1989 (curso práctico en cadáver). *En isla o colgajos libres (requieren microcirugía)

Beca y estancia para ampliación de estudios en Microcirugía, Cirugía de la Mano y Cobertura de las pérdidas de sustancia en miembros. París, abril a julio de 1994 en los Hospitales Armand Trousseau y Avicenne de la Asistencia Pública de los Hospitales de París.

Cursos prácticos en cadáver para el desarrollo de colgajos musculares y/o fasciocutáneos tanto en su forma local de rotación (es decir, mantiene su pedículo vascular o neurovascular intacto) o en su forma libre o en isla (en îlot), es decir, que se transplantan a distancia de su zona de obtención y que lógicamente precisan de la sutura microquirúrgica de su pedículo para mantener su riego vascular y sobrevivir; si la sutura se trombosa (se obstruye) el colgajo se pierde con el consiguiente daño para el paciente a dos niveles: la zona donante y la zona receptora que no obtiene su cobertura.

En las figuras 6 y 7 del siguiente artículo se observa el detalle del colgajo de rotación que pivota en torno a su pedículo vascular. 

Pincha en el siguiente enlace: Hemisóleo